Los 50K más hermosos de mi vida

El 17 de marzo, tuve una de las experiencias más lindas de mi vida!! Mi primera ULTRAMARATÓN. Una carrera que definitivamente no olvidaré! #3083 el número! 4am la partida en Pachacamac... Solo nosotros los que estuvimos en la línea de partida sabemos todo lo que pasamos para estar ahí. Algunos más que otros. Largos y duros entrenamientos, enfrentándonos a madrugadas... Una tras otra, dolores musculares, sueño, cansancio, momentos difíciles cuando crees que tu cuerpo no da más, momentos lindos cuando tus amigos o compañeros de ruta te alientan a seguir, lucha interna cuando dudas de que podrás terminar, miles de sentimientos que solo nosotros sabemos... Pero la emoción que sientes al estar ahí parado es indescriptible, porque el día ha llegado, y toooodo por lo que tú pasaste se concretará ese día! Y partimos sin saber lo que ocurrirá durante esos largos 50K, pero de lo que sí estaba segura era que terminaría la carrera.

Tuve temores porque retaría por primera vez a mi cuerpo a trabajar duro por 10 horas sin aditivos químicos! al natural, #orgánico.

Pero a las pocas horas me di cuenta que eso no sería problema. Pude comprobar una vez más que sí era posible!. Después de unas horas pasé momentos difíciles por una caída previa y una lesión en mi rodilla, y ahí sí tuve dudas de lo que podría ocurrir... Es entonces cuando mi mente jugó un papel muy importante y fue cuando decidí que a pesar de las molestias llegaría a la meta y no dí opción a otra posibilidad! Desde ese momento solo me concentré en ver la manera de que mi rodilla estuviera más cómoda y pudiera seguir adelante. Me di aliento en cada paso que daba, era una lucha grande, pues salía desde muy dentro de mí un gemido fuertísimo el cual no quería escuchar porque me desanimada, así es que yo misma me daba órdenes para que eso no ocurra y así poder seguir más tranquila; era difícil controlar eso! Pero finalmente la mente es más poderosa y ni el dolor, ni el escuchar los gemidos pudieron debilitarme y no dejarme llegar a la meta.

Al llegar al kilómetro 46 las lágrimas de felicidad y ya no de dolor llenaban mi rostro, ¡Esas sí las dejé salir!, esas eran de alegría, pues sabía que llegaría. Un par de kilómetros antes de la meta me sentí más fuerzas que nunca y la celebración ya empezaba. Así es que corrí como si estuviera nuevamente en la partida, y mi objetivo fue cumplido.

No podía dejar de contarle esta experiencia a mis amigos,  porque esto demuestra que somos capaces de superar todos los obstáculos si nos lo proponemos y si tenemos claro el objetivo. Somos muy fuertes! Solo tenemos que saber canalizar esa energía y usarla para sacar el mejor provecho. Y aunque sientas que es el fin... No dejes de luchar porque estoy segura que de alguna manera lo puedes lograr.

Estoy segura que tomé la mejor decisión, porque el dolor de rodilla pasó, pero si no terminaba este reto, el dolor moral habría durado toda la vida! Lo hice!!! Siii!!!

#luchaportussueños #notedetengas #sigueadelantesiempre #Ultraorgánica #Ultranatural

Marilú Salazar

Deportista, corredora de trail running, coach de PNL, comunicadora, y conductora de los programas de radio La Buena Vibra por internet y Gente Runner por Nacional FM, donde difunde el deporte.

Ciclismo

Fitness

Otros Deportes